brainmetsbc.org

Síntomas y diagnóstico

Also available in English

Síntomas de metástasis cerebral *

Los síntomas de metástasis cerebral pueden variar dependiendo del lugar del cerebro donde se encuentre el tumor, debido a que cada región cerebral controla distintas funciones. Pero hay algunos síntomas comunes a las metástasis cerebrales; tienen que ver con la hinchazón y el aumento de presión en el cerebro.

  • Dolor de cabeza

  • Cambios en la capacidad de pensamiento, entendimiento y uso de palabras correctamente

  • Cambios emocionales

  • Debilidad

  • Mareo

  • Cambios en la visión (vista doble, reducción en visión y ver luces)

  • Perdida del equilibrio

  • Convulsiones

  • Nausea y vómitos

  • Cambios en las capacidades sensoriales (olfato, gusto, audición, etc.)

* Muchos de estos síntomas puede tener otras causas, incluyendo efectos secundarios de la quimioterapia. En general, sospecha si los síntomas son más persistentes, por ejemplo un dolor de cabeza persistente que es más fuerte por la mañana, dura varios días, o es recurrente.

Diagnóstico

La tecnología más efectiva para detectar y diagnosticar metástasis cerebrales es la MRI (resonancia magnética nuclear) con gadolinio, (un químico que ayuda en el contraste). La MRI con contraste permite mejor detección que la CT (Tomografía computarizada) . La MRI también distingue mejor las metástasis singulares de las múltiples, lo cual es un factor importante para determinar el tipo de tratamiento.

En este momento, la exactitud de un escaneo PET para el diagnóstico y detección de metástasis cerebral es incierta, y por lo tanto, no es un método recomendado. Si el diagnóstico es incierto, se puede efectuar una biopsia de cerebro; este es un procedimiento invasivo, en el que el cirujano remueve una pequeña porción del tejido cerebral afectado para determinar si es una metástasis. Esto es a veces necesario debido a que lo que se ve como una metástasis en el MRI puede en realidad ser un tumor cerebral primario, un meningioma (masa benigna), otro tipo de enfermedad neurológica, tejido cicatrizado de un ataque apopléjico previo, o lesiones necróticas de la terapia con radiación. A veces es una buena idea que el cirujano remueva todo el tejido de una metástasis, en especial si parece ser la única en todo el cerebro.